UN RINCÓN VIRTUAL QUE OBSERVA LA REALIDAD CON OTROS OJOS...

jueves, 2 de marzo de 2017

DECÁLOGO PARA LA INVESTIGACIÓN OVNI (Por Jacques Vallée)

La labor realizada por el astrofísico y ufólogo Jacques Vallée en materia OVNI es admirable. El autor del influyente ensayo Pasaporte a Magonia (1969) nos deja artículos y libros de una calidad insuperable. Su rigor está fuera de toda duda. Se ha preocupado, además, de ofrecernos algunos consejos metodológicos muy valiosos. Por ejemplo, en el nº 1 de la revista Ciel insolite, publicada en 1969, escribió un decálogo destinado al investigador OVNI que demuestra el empeño que puso para el tratamiento exhaustivo de los datos proporcionados por los testigos y de la información difundida por la prensa. A estas alturas, algunos de esos puntos pueden parecernos obsoletos y superados, puesto que hoy contamos con herramientas más adecuadas que las existentes hace casi medio siglo, pero sirven para ver cómo algunos ufólogos se han preocupado por hacer las cosas correctamente, huyendo del morbo y la deshonestidad que, por desgracia, han estado tan presentes en este resbaladizo terreno. He aquí los diez puntos:

1º) Organizar un sistema de información de todas las noticias concernientes a los OVNIs. Un sistema que nos permita un conocimiento rápido y preciso de las circunstancias de cualquier observación, y sirviendo de base para el estudio estadístico de los fenómenos.

2º) Examinar y mejorar los sistemas de codificación existentes actualmente para la clasificación eficaz de un buen número de observaciones.

3º) Recopilar una bibliografía seria y completa de las observaciones de fenómenos aéreos poco comunes, publicados por los hombres de ciencia de los siglos XVIII, XIX y principios del XX.

4º) Compilar en orden cronológico todos los casos posibles de observaciones anteriores a septiembre de 1939, principio de la Segunda Guerra Mundial.

5º) Reunir las noticias precisas de foo-fighters observados sobre Alemania y el Pacífico durante la Segunda Guerra Mundial. El único medio eficaz de reunir estas noticias es tomar contacto con los veteranos de la guerra de todos los países.

6º) Traducir y reimprimir, en un orden cronológico exacto, todos los documentos disponibles relativos a la oleada escandinava de 1946, que es poco conocida.

7º) Organizar redes de estaciones de aficionados equipados con emisores de onda corta para el conocimiento inmediato de las trayectorias de objetos insólitos. Estas redes podrían, por otro lado, jugar un papel científico importante para descartar meteoros y satélites. Sería recomendable concebir, experimentar y fabricar una serie de registradores de perturbaciones electromagnéticas que podrían ser repartidos y utilizados por estas redes a fin de determinar la frecuencia de las variaciones insólitas del campo electromagnético, lo que podría presentar un gran interés científico, permitiendo establecer una vinculación entre estos fenómenos y el fenómeno OVNI.

8º) Hacer un análisis crítico de los procedimientos de encuesta y de los cuestionarios en uso en los diferentes países.

9º) Efectuar un estudio serio de los comportamientos sociales ligados al fenómeno OVNI con objeto de establecer el carácter real o imaginario de un peligro de "pánico" en la eventualidad de una actividad masiva de OVNIs. Hacer una estimación del papel que podría ser desempeñado por las agrupaciones de estudio de los OVNIs organizadas y competentes, y por las autoridades gubernamentales en el caso de producirse una agitación de este tipo amenazando el orden social.

10º) Reorganizar la investigación sobre el plan local en lo que concierne a los OVNIs, en los países donde permanezca dormida o en peligro por motivo de conflictos entre las personas. Hacer una lista mundial de las organizaciones y publicaciones dignas de confianza que hayan hecho prueba de intenciones sinceras y esfuerzos serios, conscientes, no derivando hacia el sensacionalismo, en sus estudios de observaciones.



(Por Moisés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario