UN RINCÓN VIRTUAL QUE OBSERVA LA REALIDAD CON OTROS OJOS...

martes, 15 de agosto de 2017

EN MIS RATOS LIBROS (XIX): "MENTE SIN FRONTERAS" (Alejandro Parra)

En estos tiempos en que la parapsicología ha sido invadida por hordas de "cazafantasmas" que jamás han oído hablar de experimentación científica sobre ESP (percepción extrasensorial) y PK (psicoquinesis) y de las múltiples investigaciones realizadas en laboratorio desde Rhine, celebro haber leído recientemente una obra magistral sobre parapsicología que me hace recobrar algo de esperanza respecto a esta respetable, aunque vapuleada, disciplina científica (sí, científica). Me refiero a Mente sin fronteras. Desafíos para la psicología del siglo XXI (Edit. Antigua, 2014). Se trata de un libro coordinado por el psicólogo y parapsicólogo argentino Alejandro Parra, alguien que ha procurado establecer criterios rigurosos para acometer la investigación psíquica, no en vano fundó en 2004 el Instituto de Psicología Paranormal, además de haber sido presidente electo de la prestigiosa Parapsychological Association.

La obra recoge diversos ensayos firmados por especialistas de la talla del doctor Stanley Krippner, que tantas investigaciones realizó en el Laboratorio del Sueño del Maimonides Medical Center; Caroline Watt, psicóloga que efectuó destacados trabajos en la Cátedra Koestler de Parapsicología; Christine Hardy, psicóloga y antropóloga que ha investigado la interacción psicofísica y las facultades latentes en el ser humano, propugnando la sugestiva Teoría de los Campos Semánticos; William G. Braud, doctor en psicología y autor de diversos estudios muy esclarecedores sobre psicología transpersonal y parapsicología, fundando y dirigiendo el Mind Science Foundation; Helmut Schmidt, físico y parapsicólogo alemán que ha llevado a cabo brillantes investigaciones en el campo de la PK, empleando Generadores de Eventos Aleatorios... Podemos seguir citando al bioquímico Rupert Sheldrake, al psicólogo Robert L. Morris, al filósofo Stephen E. Braude, etc. Por tanto, la obra que nos ocupa es de un nivel poco visto en los últimos años en cuanto a bibliografía especializada en parapsicología científica publicada en castellano. No en vano, el propio Parra señala en la introducción que "Mente sin Fronteras es un homenaje a la mejor producción de la parapsicología hispanoparlante de la década de los noventa que tuve el orgullo de conducir durante catorce años: la Revista Argentina de Psicología Paranormal (RAPP) (...) En consecuencia, es mi modesta intención compilar una selección de los artículos que a mi juicio resultaron más relevantes, informativos y educativos de su historia y disfrutar su lectura a través de estas páginas".

El problema que analiza esta obra colectiva es el factor psi, el principal foco de atención de la parapsicología moderna. ¿Qué es psi? ¿Por qué existe? ¿Tiene un fin concreto a nivel evolutivo? ¿Hay evidencias incuestionables sobre su existencia? ¿Bajo qué circunstancias se manifiesta? ¿Por qué es tan elusivo y débil? Preguntas fundamentales que los especialistas anteriormente citados tratan de responder, aportando datos experimentales y conclusiones (más provisionales que definitivas, por la propia naturaleza escurridiza de tales fenómenos). Creo que algo importante que ofrece este libro, sobre todo para aquellos científicos que ignoran la rigurosa investigación parapsicológica llevada a cabo durante décadas, es demostrar que se pueden examinar estos hechos anómalos bajo un estricto control experimental. Y que los resultados obtenidos hasta el momento ofrecen datos estadísticamente significativos. "La mayoría de los escépticos no tienen suficiente conocimiento de los resultados parapsicológicos en particular y de la metodología de investigación en general como para implementar una productiva estrategia de crítica", afirma categóricamente James E. Kennedy en el tercer capítulo. Esto plantea ciertos dilemas que irritan a los científicos más conservadores: ¿Acaso poseemos capacidades ocultas y, a su vez, suceden fenómenos extraños a nuestro alrededor que aún no han sido estudiados abiertamente por la ciencia? ¿Es la parapsicología una disciplina "maldita" cuya irrupción en el ámbito científico provocaría la fractura del paradigma vigente? Una respuesta afirmativa a ambas preguntas supondría aceptar leyes, modelos y hechos que desafían claramente los principios fundamentales por los que se rigen la neurología y la física, entre otras disciplinas científicas. La parapsicología plantea, pues, implicaciones trascendentes en diversas áreas del conocimiento. Y, quizá, de aceptarse sus postulados, nuestra cosmovisión quedaría afectada inevitablemente. Por eso, y por otras razones, la parapsicología sigue recibiendo constantes ataques y poco apoyo, a pesar de que el cometido principal de la ciencia es investigar cualquier hecho sin negarlo a priori. Indiscutiblemente, aún existen fallos metodológicos en parapsicología que han de ser resueltos. Pero eso no justifica el desprecio hacia las evidencias acumuladas durante años a favor de la existencia de los fenómenos ESP y PK. De hecho, un escéptico recalcitrante como el psicólogo Ray Hyman tuvo que admitir, tras examinar escrupulosamente las investigaciones parapsicológicas realizadas por Helmut Schmidt, que: "Prácticamente, desde cualquier punto de vista, la labor de Schmidt es la más sugestiva con la que puede enfrentarse un crítico como yo. Su enfoque invalida muchas críticas anteriores sobre la investigación parapsicológica. Si existen defectos en su trabajo, no son evidentes ni comunes". La elusividad de psi, por tanto, no parece que tenga mucho que ver con los fallos metodológicos. Se trata de un argumento falaz que, desgraciadamente, se sigue empleando por parte de científicos y pseudoescépticos que jamás han puesto un pie en el terreno de la investigación parapsicológica. Los prejuicios son muy dañinos y, en muchas ocasiones, obstaculizan el avance en el conocimiento científico.

No voy a alargarme más de lo necesario. Únicamente deseo invitaros a leer este excelente libro. Creo que todo interesado de verdad en la parapsicología científica, y no en lo que hacen tantos charlatanes que se autodenominan parapsicólogos, tendría que consultar obligatoriamente esta obra para conocer las contribuciones más destacadas de las últimas décadas. De paso, descubrirá lo dificultoso que resulta determinar la naturaleza de psi y los intentos realizados hasta el momento para desentrañar semejante enigma. Pero Parra no solo ha seleccionado trabajos centrados en la búsqueda de psi, sino también sobre la conciencia transpersonal, las implicaciones derivadas del vínculo entre parapsicología y espiritualidad, la interacción mente-materia, la experiencia de las apariciones, las investigaciones en torno a la supervivencia, etc. Lo dicho: estamos de suerte al ver publicada una obra de tal magnitud sobre una disciplina que muchos, directa e indirectamente, deshonran.


(Por Moisés)

No hay comentarios:

Publicar un comentario