UN RINCÓN VIRTUAL QUE OBSERVA LA REALIDAD CON OTROS OJOS...

miércoles, 27 de enero de 2016

"ROSWELL FUE UNA CORTINA DE HUMO" (1)

Así de contundente realizaba esta afirmación un atormentado médico al ex agente del FBI Fox Mulder, en el primer capítulo de la recién estrenada entrega de 'Expediente X'. Con 9 temporadas a sus espaldas, consiguió en la década de los 90 del pasado siglo y principios de este, enganchar a millones de personas aficionadas a los sucesos anómalos. Sus escenarios, sus personajes, pero sobre todo, la peculiar narrativa de Chris Carter, prometen regalarnos momentos más que sugerentes. El creador de la popular serie vivió años atrás una curiosa anécdota mientras él y su equipo rodaban algunas de las escenas. “Estáis muy cerca de la verdad”, le dijo un extraño individuo, quien además afirmó trabajar para altas instancias de una agencia secreta gubernamental, aseguraba Carter en recientes declaraciones hechas al diario The Huffington Post, con motivo de su vuelta a la pequeña pantalla. Casualmente, poco antes del estreno de la décima temporada, la CIA emitía un comunicado en tono jocoso en el que informaba sobre la desclasificación de cables emitidos a finales de los años 40 y 50 del siglo XX en relación al fenómeno OVNI, bromeando sobre aquellos casos que gustarían más a los personajes de Mulder y Scully. Si bien en dicho aviso se evidencia una cierta frivolización de estos asuntos, también es cierto que pone de relieve cómo esta agencia de inteligencia ha llevado a cabo investigaciones públicas sobre avistamientos de objetos no identificados.

Al margen de si “la verdad está ahí fuera”, como reza uno de los lemas de la serie, lo cierto es que Carter se ha documentado a fondo, en especial en lo que al tema OVNI se refiere. De hecho, realizó en su día diversas entrevistas a miembros del FBI para dar mayor verosimilitud a sus episodios. Cierto es también que pese a su manifiesto escepticismo, ha asistido a congresos ufológicos y está al tanto de las investigaciones realizadas por ufólogos y grupos de personas interesadas en el fenómeno OVNI, así como por lo que narran los testigos. Relata casos reales y muchas veces de actualidad. En el argumento del primer episodio así lo deja entrever, a través de las conclusiones a las que llegan el agente Fox Mulder (David Duchovny) y Tad O’ Malley (Joel Hale), presentador de un polémico programa televisivo on line. Según ellos, la creación de la Bomba H y el inicio de la Guerra Fría habrían motivado la visita de civilizaciones extraterrestres para evitar nuestra destrucción. Además, las explosiones efectuadas durante las pruebas nucleares, supuestamente generaron agujeros de gusano que facilitarían el paso de naves alienígenas propulsadas por energía electro-gravitacional. Dos de ellas habrían sido las “accidentadas” en Roswell y Aztec en 1947. Sin embargo, estos acontecimientos habrían provocado la autorización de informes secretos por parte de líderes mundiales para la puesta en marcha de experimentos bioquímicos y tecnológicos (en las bases militares de Groom Lake, Wright Patterson y Dulce) con los restos de estas naves y de sus tripulantes alienígenas, que se habrían plasmado en prototipos de alta tecnología y en experimentación con humanos (hibridación e implantación de fetos extraterrestres). Y todo ello porque, presuntamente, un grupo de élite multinacional o “gobierno a la sombra” querría controlar el mundo, empezando primero por los Estados Unidos y, posteriormente,  continuando con el resto del planeta. Diversos acontecimientos y acciones les ayudarían a alzarse al poder: falsas abducciones y/o avistamientos extraterrestres, el experimento Tuskegee, sequías provocadas, contaminación, emisión de ondas electromagnéticas a gran altitud, creación de leyes en contra de los ciudadanos, militarización de la policía, construcción de campos de internamiento por gestión de emergencias, engordando, enfermando y embruteciendo a la población a través de las industrias alimentaria y farmacéutica, espionaje a gran escala mediante teléfonos, redes sociales, correos electrónicos y cámaras para, a continuación, poder utilizar la información obtenida contra nosotros. Llegados a este punto, se hace un guiño a Edward SnowdenJulian AssangeWikiLeaks, lo que contextualiza la trama en la actual era de las conspiraciones tecnológicas. Los bancos anunciarían una acción de seguridad un viernes y sus ordenadores se apagarían el fin de semana, el dinero digital desaparecería y se detonarían bombas de pulso electromagnético para hacer que cayesen las redes informáticas.

De esta manera, no sólo se habría utilizado a la población en diversos experimentos con alienígenas, sino que habría sido transformada y sometida gradualmente de una forma muy sutil. Original resulta, además, la interpretación que la serie da a lo acontecido en Roswell en 1947, el caso OVNI más emblemático de la ufología, calificándolo de 'cortina de humo' para solapar las acciones de ese hipotético gobierno a la sombra. Pero de lo relatado en este capítulo, ¿habrá algo cierto para los interesados en estas cuestiones? ¿Qué opinan los investigadores del fenómeno OVNI sobre la forma como ‘Expediente X’ aborda estos asuntos? ¿Las conclusiones a las que llegan los personajes se acercan a la verdad como afirmaba aquel misterioso desconocido años atrás a Chris Carter? ¿O acaso lo más sensato es adoptar la postura escéptica que mantiene Gillian Anderson  en casi todo momento a través de su personaje de la ex agente Dana Scully?  

Una joven objeto de hibridación alienígena, así como un exigente director adjunto del FBI, Walter Skinner (Mitch Pileggi), y el misterioso 'Fumador' (Willian B. Davis) que, por cierto, supuestamente habría muerto con anterioridad, completan la trama de este primero de seis capítulos de una temporada que promete nuevas intrigas e incógnitas.


(Continuará)







(Por Claudia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario