UN RINCÓN VIRTUAL QUE OBSERVA LA REALIDAD CON OTROS OJOS...

sábado, 18 de abril de 2020

PEDRO VALVERDE TORT, EL UFÓLOGO QUE QUISO AVERIGUAR QUÉ SE OCULTA TRAS LOS OVNIS

Estos días he estado revisando el abundante material que conservo en mis archivos sobre el ufólogo catalán Pedro Valverde Tort (1928-1996). Decenas de artículos, cartas e informes donde expone sus osadas hipótesis referentes a los OVNIs. Ideas que navegan por las aguas de la paraufología, la transufología y la teovnilogía. También se aproxima, en cierto modo, a la astroarqueología cuando dice que "existe en el fenómeno OVNI una protohistoria que nunca debería ser puesta de lado". Valverde, cuyo interés por los OVNIs comenzó en 1948, gozó de una gran capacidad intelectual. Aunque era licenciado en Geografía e Historia, lo suyo era filosofar. Le gustaba reflexionar sobre los aspectos más profundos del fenómeno OVNI para descubrir qué papel juega el ser humano frente a este enigma (pensaba, como Jacques Vallée, que existe una especie de 'sistema de control' de la humanidad orquestado por entidades extrahumanas desde el más remoto pasado). No estaba satisfecho con los postulados de la ufología ortodoxa. Trató de ir siempre más allá de la simple recogida de casos y de la hipótesis extraterrestre en su versión clásica. Solía plantear conjeturas —bastante heterodoxas para los ufólogos convencionales, y no digamos para los más racionalistas— y advertir de la intencionalidad de esa presunta inteligencia que se oculta tras los OVNIs. Podemos estar de acuerdo o no con sus sugerentes especulaciones, pero hemos de admitir que dejó huella con su Proyecto Delfos, sus excepcionales ensayos (La problemática mística del Fenómeno OVNI, El OVNI y sus realidades, Los Señores de la Historia, etc.) y su Teoría del Eternalismo, con la que pretendía unificar los aspectos objetivos y subjetivos del fenómeno OVNI para así poder llegar a su comprensión. A este respecto, manifestó: "A mi juicio existe un marco común a ambas formas de interpretación que las conciliaría a ambas. Y sin extremismos, tanto en un sentido racionalista y científico como en el sentido opuesto, el de los trascendentalistas, se conseguiría encontrar una fórmula intermedia y ahí encontraríamos posiblemente la explicación del fenómeno, porque el fenómeno existe".  

OVNIS Y RELIGIÓN

Asimismo, sugirió que podemos advertir tres aspectos en el fenómeno OVNI: "El primero, la presencia física del fenómeno; el segundo, la impresión que experimenta el observador ante el fenómeno, la imagen que este observador tiene del fenómeno; y el tercero, los efectos, sus consecuencias sociológicas". Consideraba que una cosa es lo que el fenómeno aparenta ser y otra su auténtica naturaleza. Y reconocía que ya era hora de intentar averiguar por qué vienen y por qué actúan de esa forma tan particular. Formuló una pregunta fundamental: ¿Por qué estas inteligencias han consentido durante siglos que sus manifestaciones fuesen interpretadas erróneamente, engañándonos intencionadamente, siguiendo un método que hoy nuestra propia y rudimentaria pedagogía y psicología no recomendaría en ningún caso? Valverde advirtió, como Salvador Freixedo y otros ufólogos, la relación existente entre las religiones y el fenómeno OVNI. En su opinión, las manifestaciones de seres divinos descritas en antiguos textos religiosos han de ser reinterpretadas hoy a la luz de la ufología. "La constatación y la aceptación del hecho de que somos observados desde siempre por OVNIs de tipo superior nos lleva de una manera indefectible a enlazar el tema religioso y de la evolución de las ideas religiosas con el tema OVNI", afirmó. Al hablar de "OVNIs superiores" se refiere a los que son manejados por seres o inteligencias que tienen muy poco de común con lo humano, es decir, serían OVNIs que muestran una serie de características parafísicas. A saber: aspecto inmaterial; capacidad para atravesar muros, hacerse transparentes, aparecer y desaparecer repentinamente, etc. Estos OVNIs, según el ufólogo, son los que han estado presentes a lo largo de nuestra historia. "Son OVNIs que de una manera generalizada se pueden incluir en el catálogo de los OVNIs míticos, forteanos, como fenómenos extraordinarios o de naturaleza sobrenatural, tan referenciados en la antigüedad, siempre presentes a lo largo de la historia", aduce. Todos esos rasgos, según nos cuenta, los diferencian de los "OVNIs primarios", manejados por seres extraterrestres un poco más avanzados que nosotros, de ahí que sus naves sean metálicas, causen perturbaciones fisiológicas y físicas en hombres y animales, ocasionen efectos electromagnéticos e incluso sufran averías y se estrellen.       


Por otro lado, señala que, de la misma manera que existen factores biogenéticos que determinan los necesarios eventos para la evolución biológica, debemos aceptar la posibilidad de que existen también factores psicogenéticos que condicionan y regulan la evolución mental, intelectual y psíquica del ser humano. "Cualquier línea evolutiva conduce a un Omega, a un fin (...) Cabe la posibilidad de que el hombre se encuentre precisamente a punto de alcanzar una fase de su evolución que le concede la superior posibilidad de adquirir permanentemente y bajo su control una cualidad muy especial (...) Y en el momento de alcanzarla, de llegar a este Omega, de producirse esta situación final, se habrá abierto la puerta que permite al hombre en su culminación participar en una gran aventura cósmica que implica la realización total", explica. Se refiere a una especie de 'Hombre Cósmico', una idea muy afín a las compartidas por el jesuita Teilhard de Chardin (Punto Omega) y el astronauta Edgar Mitchell (Homo Noeticus). Este fenómeno, según nuestro protagonista, se daría en todos los mundos habitados por formas animales que, a través de un proceso evolutivo, están proyectadas a conseguir esta meta.

Bien, ¿y qué pinta el fenómeno OVNI en medio de este tinglado? Mucho, ya que según Valverde, "una especie animal en evolución es vigilada, es controlada, aunque no de una manera evidente, para que siga un proceso evolutivo que le permitirá, cuando alcance su máximo exponente de realización, obtener carta de ciudadanía para formar parte del pueblo del espacio". Esa constante presencia OVNI es la que el hombre ha interpretado a lo largo de la historia como manifestaciones sobrenaturales, enmarcándolas en un contexto religioso.


PARAUFOLOGÍA

"En el fenómeno OVNI nadie que sea sincero consigo mismo puede negar la intervención de un factor que cualquier científico considera como el fantasma del problema: su psiquismo, su componente psíquica, la paradoja constante", sostiene Valverde. Y tiene razón. Es lo que estudia la paraufología: la interrelación OVNI-Mente, es decir, los aspectos psíquicos del fenómeno OVNI. Como bien sabemos, los OVNIs son captados a través de nuestros sentidos físicos y mediante medios mecánicos (fotografía, radar, etc.). Pero Valverde se pregunta lo siguiente: ¿Qué ocurrirá cuando el fenómeno OVNI como realidad demostrada, de una manera inteligente o condicionada, evite que su presencia sea observada por los sentidos físicos y, simultáneamente, evite ser observado por sistemas mecánicos? Y he aquí su respuesta: "Llegados a este punto debemos preguntarnos si en este nivel, no nos estaremos enfrentando con todo aquello que consideramos como formando parte de lo paranormal. Y en tal caso, habremos de incluir en la problemática del fenómeno OVNI a la denominada componente psíquica (...) A partir del momento en que este nivel se pone en evidencia, todo un mundo de fenómenos conexos debe ser considerado. Y en este mundo fantástico de fenómenos malditos lo más inverosímil puede llegar a ser verdad". Por eso, pensó que era buen momento para crear una hipótesis generalizada del fenómeno en la que sin desdeñar el racionalismo de la aportación técnica y científica, de la observación objetiva, se incluyera en una fórmula total factores y coeficientes que englobasen la fenomenología parapsicológica.  
 
Aparte, en su ensayo Alteridad y onírica advirtió que los estados alterados de conciencia pueden ser la puerta de acceso a una zona franca, una tierra de nadie donde la posibilidad de contactos entre dos órdenes distintos de criaturas inteligentes pueda resultar provechoso, pero también peligroso, para uno o ambos de los órdenes implicados. "Nada impide creer que la mente puede utilizar otros soportes, de características esenciales distintas a las del cuerpo humano. Lo que nos lleva a admitir la posibilidad de que inteligencias con otro tipo de soporte-vehículo, no físico espacio-temporal, y con su específico ámbito de realidad, puedan interaccionar con el hombre", afirmó. Eso le llevó a deducir que puede haber una intervención o interferencia, ocasional o planificada, con objetivo y finalidad desconocida para el hombre.


PROYECTO DELFOS

"De una vez por todas deberíamos admitir la posibilidad de que el fenómeno OVNI, en sus aspectos actuales puede ser —lo es para mí y para muchos— una eficiente cortina de humo que oculta intencionadamente la verdadera naturaleza del misterio", declaró Valverde. Para él, no hay duda alguna de que existe una manipulación perturbadora, un engaño constantemente mantenido para impedir que el hombre tome plena conciencia del lugar que ocupa en la evolución. "En esta dirección apunta toda la intencionalidad de la manipulación cósmica a que la humanidad ha estado sujeta, al gran engaño de que ha sido objeto y en el que muchas veces han colaborado, de buena fe o intencionadamente, muchos de los hombres que se han erigido en mentores de la marcha de la sociedad", asevera.

Fue en 1994 cuando Valverde nos envió a varios ufólogos un amplio informe sobre una interesante iniciativa que él mismo puso en marcha: el Proyecto Delfos. Su propósito era hallar las razones de la manipulación mantenida a lo largo de la historia por entidades interdimensionales. En su informe, expuso lo siguiente: "En toda esta fenomenología de los hechos paranormales, incluido el fenómeno OVNI, hay un denominador común, un indicativo de que estas manifestaciones se originan por una misma inteligencia y con una misma intencionalidad. Los aspectos que adopta son distintos según los pueblos, los niveles culturales, la época. Pero la causa que está por detrás de los fenómenos es la misma hace cinco mil años y hoy". En síntesis, lo que Valverde trataba de demostrar es que existen criaturas inteligentes, pertenecientes a otro plano dimensional, que interactúan con nuestro marco físico y que "se han aprovechado de nuestra necesidad de creer en algo superior, de afirmarnos en la creencia de un nivel espiritual, para usurpar sus funciones y representatividad". Algunas de estas inteligencias serían malignas por naturaleza y actuarían muy hábilmente utilizando todo tipo de representaciones basadas en el engaño para manipular la mente humana. Cuestión que ya abordaron Salvador Freixedo en Defendámonos de los dioses, Andreas Faber Kaiser en El muñeco humano y Juan García Atienza en La gran manipulación cósmica.   


A través del Proyecto Delfos se estableció un Manifiesto del que extraemos algunos puntos esenciales:

- Muchas de las manifestaciones del fenómeno OVNI entran en los dominios de lo parafísico, nivel que por su naturaleza de alto contenido subjetivo puede escapar al análisis científico convencional.

- Estas manifestaciones no son más que una de las múltiples facetas de un plano de existencia o universo oculto, extraño a nuestro mundo material sujeto a las leyes del espacio-tiempo.

- Su interferencia en los asuntos humanos debe insertarse en el contexto de un verdadero complot oculto, orientado posiblemente hacia un nuevo Orden Mundial.

- Esta acción abarca la manipulación psíquica, la sugestión mental, los estados alterados de conciencia, las modificaciones de la personalidad, el control telepático...

- La continuada presencia del fenómeno OVNI y su interferencia a lo largo de la historia, es prueba evidente de la existencia de una intencionalidad y de una estrategia al servicio de un poder. Contrarrestar la finalidad de esta acción subversiva que se lleva a cabo tanto a nivel mental como físico, es la línea de trabajo que se proponen desarrollar los miembros comprometidos en el Proyecto Delfos.  
 
En una carta remitida al transufólogo sevillano Ignacio Darnaude el 14-12-94, Valverde le comentaba lo siguiente: "Ahora he entrado en la fase de meter toda la carne en el asador para 'provocar' al repugnante fantasma que desde siempre, a lo largo de toda la historia del hombre, ha utilizado el engaño para manipularnos. Hoy sé que 'ellos', quienes sean, tienen 'miedo' de nosotros. Por algo. ¿Cómo nos contrarrestan? Pues llevándonos por los caminos del miedo a nosotros, atacándonos por el talón de Aquiles que todos tenemos, nuestros terrores psicológicos, nuestros ocultos pecados, nuestra ignorancia intencionalmente mantenida durante siglos por nuestras propias instituciones religiosas y de poder".


Valverde estaba persuadido de que sería posible "hacer visible lo invisible" y que si esa posibilidad estaba al alcance de todos los hombres, sería la mejor arma —el arma que 'ellos' temen— para neutralizar su interferencia. "En eso estoy. Y en eso tal vez se quede mi existencia. Pero no me importa el precio a pagar si se consigue dar un paso más en el camino de descubrir el 'porqué' de su actuación. Estoy convencido que el día en que entendamos sus razones, su 'porqué', aquel día su interferencia en la evolución del hombre habrá terminado", confesó convencido. La idea de partida del Proyecto Delfos era desenmascarar a esas 'entidades', que, según Valverde, tienen como fin manipular nuestras mentes. Y así se marchó de este mundo, defendiendo hasta la saciedad sus férreas convicciones sobre la existencia de otras inteligencias que, desde distintos niveles de la realidad, controlan al ser humano... 

(Por Moisés)

9 comentarios:

  1. ¡Muy interesante! Muchas gracias por compartir la información.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Claudia y Moisés. El artículo me ha iluminado sobre su faceta ufológica: todo lo que sabía de Pedro Valverde desde el día que le conocí fue su pertenencia a la Fundación Urantia, que lideraba en España. El encuentro se produjo en el II Congreso Internacional de Ufolología del Penedés celebrado en El Vendrell, organizado por Joan Basseda allá por 1992. En ese momento hablamos del plagio de Benitez de "Urantia", porque me interesaba la versión oficial de la Fundación, y por un tiempo mantuvimos correspondencia pues por entonces me quería hacer de la versión en español que estaba "en camino". Os dejo un enlace para descargar el libro donde se refiere a esa importante facera de la vida de Pedro. ¡Enhorabuena por el post! https://1u6qsf2o7tpb2nt4nmyyjcfs-wpengine.netdna-ssl.com/wp-content/uploads/sites/6/2018/03/EL-MOVIMIENTO-URANTIA-EN-ESPA%C3%91A.pdf

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que admiraras a Pedro que fue mi tío un gran hombre, investigador y pensador, gracias a él llevo él misterio en las venas.

      Eliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario, Ale. Sí, teníamos ya ese PDF desde hace tiempo. Por cierto, no sé si llegaste a leer lo que escribí en su día sobre Urantia:
    http://elblogdemoisesyclaudia.blogspot.com/2017/02/planeta-y-otras-editoriales-espanolas.html
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Largos años han pasado de aquel invierno de 1964 ,en el que con 13 años y en la medianoche de Buenos Aires , mas exactamente en el barrio de Montserrat y en la vereda de lo que es hoy todavía el Departamento de Policía ,tuve mi primera experiencia con extraterrestres , tengo recuerdos muy nítidos de los primeros minutos de aquel encuentro , pero después se hacen confusos como en una niebla gris verdosa color que tenia toda la ciudad por el tipo de iluminación que se usaba por aquellos tiempos , mas lo que no olvidaré nunca el que hoy llamaríamos un clon ,que amargo mi vida gran parte de mi adolescencia ,me echaron hasta de colegio en 3º año de secundaria ,bueno eso me vino bien porque al tener que dar el año libre empecé a estudiar de otra manera que era mas sintética y menos doctrinaria , por acá hubo grande ufólogos y también nació el apodo de HOMBRES DE NEGRO pero siempre estuvimos alejados de corrientes de pensamiento mas liberales que la de los Yanquis que nos taparon con literatura estupida y repetitiva que conocen de sobra . En fin ,hoy gracias a la INTERNET con mayúsculas no dejo de azorarme ante la cantidad de teorías y pensadores a los que no tuve acceso ya que por estos lares nunca se publico una línea por ejemplo de FREISEDO y así de tanto otros , e conocido a grandes rasgos por prensa amarillista o SABIA UDS… y uno tenia que unir una cosa con la otra y así bueno si habías leído mucho encontrabas de que iba la cosa .. todo esto es para decirles que el rescate de uds es EXTRAORDINARIO , poder ver y escuchar a gente que ha llegado aquí diluida por la PRENSA de PUEBLO que tenemos , mojigata y timorata ,Por todo lo que me han dado GRACIAS, MUCHAS GRACIAS y MUCHA SALUD EN ESTA SITUACION APOCALITICA QUE ESTAMOS VIVIENDO

    ResponderEliminar
  5. Muy buen post e información, me alegra saber que la gente pueda saber y conocer sobre Pedro que fue mi tío y una gran suerte que tuve de la cual mi pasión por el misterio viene de él, gracias.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a las mentes de investigadores como Pedro Valverde, Salvador Freixedo e Ignacio Valverde, entre muchos otros, permiten que nuestra visión del asunto ovni y paranormal tenga una mayor profundidad y nos permita estirar la mente hacia lo absurdo e irracional.
    Pero teniendo en cuenta como de adapta el fenómeno a la mentalidad y al sistema de creencias de cada época, me temo que todavía pueden pasar varios siglos, hasta que el ser humano pueda resolver este enigma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario. Estamos muy de acuerdo contigo. Por cierto, suponemos que querías decir Ignacio Darnaude, no Ignacio Valverde. Un saludo.

      Eliminar